martes, 21 de octubre de 2008

Sigue el escandalo del Merthiolate

Muy buenas buenas, soy Olaguer y Feliu, periodista de las Crónicas Contianas, y esta es mi verdad: “El papel que recibí ese día solo contenía las iniciales R M, el dibujo de un Merthiolate y una foto de Naboletti con guardapolvo escolar. No pretendo ser un genio, pero realmente no entendía que podría significar. Juan Acosta, luego de sus declaraciones explosivas, no volvió a aparecer e hizo saber su retractación de sus dichos en un comunicado por Intrusos. Por lo que era muy sospechoso que el anónimo recibido tuviera su foto. Ese día un mendigo con capucha me impidió ingresar a La Americana, y sólo balbuceó ALCIDES OBESO. Por la noche, en la puerta de casa, el mismo mendigo me preguntó quién era el personaje de la semana. Ya estaba nervioso, y no sabía que hacer. No entendía nada, tomé el diario y el enigma se resolvió: el personaje de la semana, las iniciales y un Alcides obeso sólo significan una cosa: RICKY MARTINEZ, el rey de la efedrina. Ahí mismo recordé que Juan Acosta comentó al pasar que el papi de Marianito fue su compañero de escuela, y quién lo convenció para ir al casting de la publicidad de los gladiadores que lo convirtió en el segundo Acosta más famoso (después del Beto), ya que el estaba relacionado con gente del antiséptico. Al otro día, el mendigo (ahora lo voy a llamar Garganta Profundita) tenía una pancarta que decía Asconchinga. Me acerqué y le pregunté que era. ¡¡¡Es donde está lo que buscas¡¡¡ Ni lerdo ni perezoso, tomé el primer vuelo a Ascochinga, Córdoba, en busca de la verdad. Pasé días sin novedades, ya presto a volver desilusionado. Ascochinga es conocida como la zona epicentro de las mitológicas apariciones del chupacabras. Por estos días, los vecinos notan movimientos raros, pero que no tienen relación con mi búsqueda. Hay un grupo de 5 personas forasteras que desde unos días atrás efectúan algo así como rastrillajes, en busca de vaya a saberse qué. En un alto de mi investigación sobre el Merthiolate, para descansar y relajarme de tamaña empresa, me dejé llevar por la curiosidad de los parroquianos y seguí de lejos el rastro del quinteto. Pensé que seria una forma de divertirme un poco, y tal vez, llevar además una nota de color. Los encontré en la bajada de un pequeño cerrito, y me escondí entre el follaje. El grupo no respondía a ningún parámetro específico, y como no parecía correr peligro decidí acercarme. Fue en ese momento que uno de ellos me divisó y dio el alerta, para que un contingente de 3 gorutas saliera disparado hacia donde yo estaba, con ánimos de propinarme una golpiza. Corrí con todas mis fuerzas, hasta que logré perderlos de vista. Esa noche decidí volver, pero en el aeropuerto, el mendigo apareció de repente y me dijo que debía quedarme, pues cada vez estoy más cerca de develar la operación de prensa más grande de estos días. Me dio un papel y me dijo: ¡¡¡Acá está el nombre de uno de los 5 que quisieron matarte hoy¡¡¡ Pero vos quién sos?? ¡¡¡Sólo un amigo, lee el papel¡¡¡ Ví la nota sólo un segundo, y cuando volví la vista, el mendigo había desaparecido misteriosamente, sin dejar ningún rastro. Ahora solamente me resta develar la pequeña empresa consistente en saber que relación hay entre el enigmático Ricky Martinez, la mafia del Merthiolate, el chupacabras y los 5 forasteros. Por cierto, el nombre que figuraba en el papel era Guido Suller”.

5 comentarios:

Sergio dijo...

Sencillamente, genial. Good.

Anónimo dijo...

no se entiende nada sobre la cronica policial... que vuelva Sdrech!!!!!

osobuco dijo...

Volve al colegio, anónimo...Se nota que te gusta Sdrech y no Chandler

Mario Levin dijo...

Sigan con esta investigación. Esta muy interesante. Saludos

RICARDO MARÍNGOLO dijo...

ESE DE LA FOTO ES EL PADRE DE MARIANO MARTÍNEZ POSTA? O ES EL FAMOSO Y OBESO ACTOR PORNO?