martes, 23 de septiembre de 2008

El Gordo vuelve a su primer amor

En la semana previa a los partidos de la Copa Davis de este finde, viví una experiencia única en su tipo y especie. Resulta que el miércoles pasado caminaba por Talcahuano al 400 mientras hacía la procuración en Tribunales, cuando de repente y a lo lejos logró ver una figura descomunalmente gigante, de alto y de ancho. Me acerco de costado y sin poder identificarlo, diviso que este gigantón pasado de rosca miraba con cariño un sándwich de milanga que rebosaba aceite desde la vidriera de un negocio de comida chatarra. Alguien que pasa le grita: ¡¡¡¡Volvé al tiragoma, gordo¡¡¡¡¡ Y es en ese instante en que descubro que el sujeto era nada más y nada menos que el gordo Bonadeo.
Debe estar cansado de que lo gasten -, le dije. Me miró y me dijo: Vení, te invito a tomar algo-.
Aceptado el convite hablamos de bueyes perdidos, cuando se me ocurre tocar un tema álgido: que opinaba de Riquelme. El gordo se la pasó alardeando de las contradicciones del jugador sin sangre (pensar que no hay nadie tan contradictorio como el propio Bonadeo, que laburó con Marce y Mario sin ponerse colorado). Me comentó algo que se rumoreaba en camarines, y que esta semana tomó estado público: a Riquelme no lo bancan sus compañeros. El motivo son sus comportamientos de divo, su falta de entrega, y sobretodo, sus mohínes ante los errores de sus propios jugadores, que el grafica ampulosamente. Le digo que para mí es una mentira nacional, un perdedor y pecho frío, y que sólo puede jugar en Boca, ya que es de consumo interno como dijo Gatti.
El gordo se levantó de golpe y fiel a su historial de contradicciones me dijo que no podía hablar así de Riquelme, que era grandioso, que dio todo y varios etcéteras más. Lo tranquilí, por lo que el gordo me contó un secreto: va a volver a su primer amor. No sean mal pensados, no son las muzzas o los pollos, sino los dólares que tanto ama y por los que se banca transmitir 10 horas seguidas sobre deportes de los que no sabe ni como se llaman en los Juegos Olímpicos. Es que parece que Marce el año que viene vuelve a su formato original, con bloopers, show del chiste, oso Arturo y tiragoma incluídos. Y quiere que entre otros, el Gordo Bonadeo vuelva a ser el ridículo tirandose del tubo, por un par de Franklins. Al final, el tipo del comienzo tenía razón: Gordo, volvé al tiragoma. A la Marosca¡¡¡¡¡¡




7 comentarios:

El Hijo de Sergio Denis dijo...

Apoyo inconmesurablemente el nuevo estilo de la página, llena de chimentos y críticas a nuestra forrándula autóctona. La cosa va tomando color...Sigan así...

el hermano adoptivo de Larry de Clay dijo...

coincido totalmente con el hijo de sergio denis, me parece que va por ahi la cosa

el primo argentino de Nicola Di Bari dijo...

por fin esto va tomando color. Hay que hablar de cosas interesantes, y no de gansadas...

dr amor dijo...

Son todas unas chusmas baratas...y me gusta que lo sean. Jajaja¡¡¡¡¡Estamos cerca de los 1500 lectores, para cuando entra la publicidad así Arruvito empieza a juntarla con pala. Gracias Totales¡¡¡

RICARDO MARÍNGOLO dijo...

menos mal que vuelve marce a su antigua amor, los bloopers. Será visto como corresponde.

escuchen este sábado banda deportiva por: www.arinfo.com.ar ya que se sortearan entradas para el top race V6. el sábado de 19 a 20

RICARDO MARÍNGOLO dijo...

menos mal que vuelve marce a su antigua amor, los bloopers. Será visto como corresponde.

escuchen este sábado banda deportiva por: www.arinfo.com.ar ya que se sortearan entradas para el top race V6. el sábado de 19 a 20

Jorge Rial dijo...

basta de blogs con contenidos chabacanos, un poco de cultura por favor