miércoles, 2 de julio de 2008

El Cóndor sabe como zafar

Algunos recordarán al Cóndor Abelenda, uno de mis inventos (sí, porque yo te inventé…querido….yo te inventé…), que solía recorrer la ciudad a bordo del 205 blanco, la perla vehicular.
Una de las tantas noches en las que disfrutamos de la vida, al Cóndor se le escapó el pie sobre el acelerador en la Panamericana transgrediendo todos los límites de velocidad y del sonido, y fue obligado a frenar por un patrullero que andaba por ahí.
-Deja que yo me encargo- me dijo guiñándome un ojo- Seguíme la corriente y fumá-
- Señor, iba a 200km por hora- le increpó el oficial- déme su licencia de conducir-
-No cuento con ella, me la retuvo el Juzgado en el que me procesaron por homicidio-
- ¿Cómo?- el oficial se sorprendió- Déme su cédula verde- -No vale la pena, el auto acabo de robárlo, así que no tengo los papeles- respondió el Cóndor sin inmutarse.
El oficial ya no entendía nada. –¿El auto lo robó? – Sí, fue fácil con el arma que tengo en la guantera- -¿Tiene un arma en la guantera?- Claro, con la que maté a la dueña del rodado- El cana ya estaba decididamente nervioso –¿Mató a una mujer? –Si no me cree, vea el cuerpo en el baúl-
El policía nos ordenó detenernos mientras pedía refuerzos por dos sospechosos de homicidio, robo, armados y escapando a alta velocidad.
Obviamente, increpé al cóndor por el quilombo en el que me había metido, a lo que me pidió tranquilizarme y que encima me iba a hacer gana guita.
Enseguida llegaron decenas de patrulleros y policías, y quién parecía ser el Comisario, al hacer abrir el baúl y ver que no había ningún cadáver se acercó al cóndor, y le pregunto si él había dicho que había matado a una mujer.
-No, yo no dije eso- -¿Pero Usted no le dijo al agente que el auto es robado, que tiene un arma?- gritó el Comisario.
- No, caballero…Ese agente es un mitómano, seguro que también le dijo que yo andaba a 200km por hora…-
Luego de pedirle disculpas, y darle $500 como compensación para evitar hacer llegar el hecho a los medios, el cóndor y yo partimos raudamente, con rumbo desconocido.
Parece irreal, pero fue así. El cóndor tiene un caudal de argumentos para zafar y caer siempre parado. A la Marosca¡¡¡¡

2 comentarios:

Javier Esmerado dijo...

guevon ese es un forward que anda por la web, que chusco eres...

Rod Conti dijo...

ES una historia verídica que le sucedió al Condor...Trae pruebas hermano...Mira que aca somos todos abogados y te vas a tener que poner si acusas sin respaldo documental.